Salamanquesa: Carácterísiticas, qué come y cómo se reproduce

La salamanquesa también conocida como lagartija es un reptil muy pequeño e inofensivo, habita en la mayor parte del mar mediterráneo y es muy común en Portugal. También es bastante común la interacción con los seres humanos, ya que puede vivir en edificios pueblos y ciudades.

Es un reptil que suele desplazarse nocturnamente, pasa la mayoría del tiempo refugiado bajo piedras, dentro de troncos, arboles o romas. Generalmente la salamanquesa habita en las casas. Suele caminar por las paredes de las casas o edificios y se encuentra atraída por los focos de luz.

Cuenta con un cuerpo aplanado, no crece mucho durante su periodo de vida. Suele alcanzar entre los 12 a 16 cm de largo.

Su piel está cubierta de escamas, la cual cubre todo su dorso y estructura, con una pequeña cabeza de forma triangular, posee 4 extremidades y una cola larga y puntiaguda.

No es muy común que las salamanquesas permanezcan en un estado de cautiverio, pero de ser así, se tienen que mantener en un buen entorno donde tengan espacio para desplazarse y un buen alimento para su bienestar.

información de la salamanquesa

Características principales de las salamanquesas

Ya que suele desplazarse en la oscuridad sus ojos de pupilar verticales se dilatan para mejorara su visión, dándole mejor desplazamiento para poder alimentarse.

Su cola posee propiedades regenerativas, esto quiere decir que por cualquier circunstancia llega a perderla no abra problema ya que con el tiempo esta volverá a crecer.

La salamanquesa suele pasar la mayoría del tiempo sujetadas a las paredes o a estructuras muy planas, esto lo pueden hacer gracias a su dedos que poseen una especie de laminas adhesivas, hasta incluso pueden estar de cabeza con gran facilidad.

Este pequeño animal puede habitar zonas templadas, pero no excesivamente frías, prefieren los lugares cálidos, por lo cual permanecen la mayoría del tiempo refugiados.

Sienten una gran atracción por los focos de luz, bombillos y todo aquello que deslumbre su vista, además de esto los ayuda a cazar sus pequeñas presas.

Las salamanquesa pueden ser de varios colores, existen desde marrón claro con machas, hasta de un color mas oscuro casi negras, esto va a depender de su entorno y la intensidad de luz que persiva su piel.

Aunque les guste permanecer en lugares fríos, es muy común verlas tomando el sol de las mañanas.

Eventualmente emiten un pequeño ruido muy agudo simbolizando propiedad, que también lo utilizan para comunicarse entre ellas.

Alimentación de la salamanquesa

Se le conoce a la salamanquesa por ser carnívora. Cazan a sus presas con una gran agilidad y destreza, a parte de su atracción por la luz, también le sirve para cazar insectos que también se sientan atraídos por ella como:

  • Moscas
  • Grillos
  • Arañas pequeñas
  • Hormigas
  • Saltamontes
  • Mariposas
  • Mosquitos
  • Libélulas

También se les conoce por alimentarse de su misma especie o reptiles que cuentan con un tamaño mucho menor al de ellas.

Reproducción de las salamanquesas

Estos animales son de poca reproducción, ya que encuban solo dos veces al año y solo en ciertas temporadas, entre los meses de abril y junio, luego del apareamiento solo producen dos huevos de forma ovalada con una capa muy dura a su alrededor.

Durante un tiempo aproximado de cuatro meses, nacen las pequeñas crías de salamanquesa, con un pequeño tamaño de menos de 4 cm de longitud. Su crecimiento es un poco lento ya que de igual forma no suelen adquirir un tamaño grande en toda su vida.

Su máximo tiempo de vida es de 8 años si se encuentran en cautiverio, de lo contrario pueden llegar a vivir escasamente entre 5 a 6 años en su estado salvaje libre.

5 (100%) 1 vote

Deja un comentario