Pez payaso

5 (100%) 3 votes

Del mundo marino, el pez payaso es uno de los ejemplares más curiosos y no se habla solo de las características físicas que le distinguen a simple vista y la peculiar “amistad” que mantiene con las venenosas anémonas, sino muchas otras cualidades que lo hacen inigualable.

¿Cuáles?

Por ejemplo, su capacidad de cambiar de sexo conforme a sus requerimientos, poder viajar hasta cuatrocientos kilómetros buscando su hogar y muchas otras cosas que se conocerán en esta nota, con certeza, más de uno quedará sorprendido con todo lo que escoden esta maravillosa especie.

Amphiprion ocellaris, es el nombre científico de la especie que forma parte del orden de los Persciformes, englobando alrededor de 30 subespecies.

Pez payaso

Características del pez payaso

A primera vista, el pez payaso encanta por su hermosa combinación de color naranja con las bandas blancas que cubren su centro y cada uno de los extremo de su cuerpo bordeado de color negro; si bien el color predominante puede variar ocasionalmente desde tonos más claros hasta alcanzar el rojo oscuro, existen ejemplares melánicos, en los que el naranja es sustituido por el negro, confiriéndoles una apariencia elegante y singular.

Por lo general, la especie no suele sobrepasar los 11 centímetros, tamaño que dependerá del nivel de jerarquía del espécimen, en el que la hembra es la dominante y por ende, consigue proporciones mayores.

De su anatomía, destaca su aleta caudal redondeada, además de la mucosa que recubre su piel permitiéndole contactar directamente con las anémonas sin sufrir las consecuencias de su veneno.

Dónde vive el pez payaso

El origen de estos peces se sitúa en el Océano Pacífico y parte del Índico, en los que se les ve en aguas cálidas y arrecifes poco profundos.

De las locaciones específicas donde se consiguen numerosos ejemplares, se destaca la Gran Barrera de Coral australiana o el mar Rojo. Asimismo, son muy frecuentes los bancos en Malasia, Tailandia y Taiwán.

Cómo se reproduce el pez payaso

Al tratarse de una especie marina hermafrodita tiene la facultad de intercambiar de sexo facilitando su reproducción. El factor más determinante es la temperatura, motivo por el cual, en condiciones artificiales ha de elevarse la misma a fin de contribuir con el proceso.

La conducta agresiva contra cualquier invasor – accidental o no – impera durante el desove; tras ejecutar una meticulosa limpieza del sitio, son depositados centenares de huevos cerca de la anémona y el macho inicia el período de supervisión que puede demorar una semana.

Al ocurrir la eclosión, los padres asumen igual protagonismo al encargarse de ayudar a romper el cascarón liberando las larvas que subirán a la superficie en busca de alimento, proceso que se lleva a cabo en las noches, como medida de precaución frente a posibles predadores.

De qué se alimenta el pez payaso

Debido a que poseen rasgos omnívoros, su dieta se basa principalmente en algas, zooplancton, pequeños moluscos y crustáceos; sin embargo, es común verles alimentarse de los parásitos de la anémona y los tentáculos que se desprenden de ellas.

La jerarquía antes mencionada, también influye en las normas alimenticias; en esta especie, los ejemplares más pequeños – además de consumir menos energía buscando alimentos – no pueden arriesgarse alejándose demasiado de la anémona; en contraparte, los más grandes suelen alejarse a pocos metros de distancia de su amiga en su intento por localizar nuevas fuentes de alimento.

Cómo cambia de sexo el pez payaso

En su hábitat natural, la especie tiende a ser muy territoriales, tornándose ocasionalmente agresivos. Por lo general, su comportamiento es curioso e inquieto, la hembra es quien domina siendo la de mayor tamaño; una vez que muere, el macho más próximo en jerarquía tiene la capacidad cambiar de sexo para asumir el liderazgo.

Esto conlleva a que la nueva hembra incremente su tamaño, mientras que el macho inferior toma la responsabilidad de ser ahora el reproductor.

El pez payaso y las anémonas

Como se comentó en la introducción de la nota, esta especie guarda una singular relación con las anémonas, quienes pesar a su carácter depredador, les albergan protegiéndoles contra otras especies como tiburones o anguilas.

Como agradecimiento, el pez payaso tiene la tarea de deshacerse de los residuos tóxicos en sus tentáculos, salvaguardándoles además de la acción de los peces mariposa.

Esta simbiosis es ideal para el pez payaso, que no resulta ser un buen nadador. Mientras la anémona alimenta a su huésped con una telilla residual que se forma en sus tentáculos, este le provee de nutrientes mediante sus desechos fecales.

En las noches, el pez duerme en el interior de la anémona, y por el día se dedica a mantenerla limpia y libre de algas y microorganismos.

¿Cómo criar peces payasos?

Ante de despedir esta nota dedicada al fabuloso pez payaso, se taren una serie de recomendaciones que permiten garantizar una cría eficiente de ellos en cualquier acuario:

  • El tamaño del acuario dependerá de la cantidad de ejemplares que se vayan a tener; suponiendo que se trate de una pareja de ellos, bastará con unos 150 litros de agua, lo que implica unos 450 litros para aquellos que incluyan más de cinco ejemplares.
  • Sus gustos alimenticios evitaran problemas al momento de alimentarle, serán suficientes las algas y demás elementos de su entorno, aunque no estaría demás complementar su dieta con vegetales como acelga y espinaca, además de porciones pequeñas de carne – sean mejillones, calamar o hígado de pollo; también puede perfectamente funcionar la comida seca.
  • La temperatura del agua ha de permanecer entre los 24 y 27 grados, en caso de desear acompañarles con una anémona, será indispensable checar asiduamente el pH a fin de que se mantenga entre 8 y 8.4, así como tampoco dejar que el nivel de nitratos exceda los 20ppm.
  • El carácter territorial de la hembra podría afectar la convivencia, de ahí que a la hora de comprar, es necesario evitar cometer el error de adquirir dos ejemplares del mismo sexo, para ello habrán de llevarse dos peces de diferentes tamaños.
  • La presencia de una anémona disminuirá los niveles de agresividad de del pez payaso y su interacción dentro del acuario. Es esencial que todos sean incorporados en un mismo grupo, de lo contrario, cabe la posibilidad de que los últimos en ser añadidos no sean aceptados dentro de la colonia.

Puedes encontrar información sobre otros peces raros en el mundo en kubil.org/peces/

5 (100%) 3 votes

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies