La ballena beluga blanca: Información y curiosidades

El mundo animal marítimo esconde un sinfín de especies que a lo largo de los años ha cautivado a amantes y no tan amantes de estos seres vivos. Uno de esos casos es el de la ballena beluga o también conocida “ballena blanca”, con el nombre científico de Delphinapterus leucas; un cetáceo que desde su descubrimiento se ha convertido en uno de los más llamativos, puesto que su color de piel es poco inusual.

¿Qué tipo de animal es la beluga?

Fue descubierta en 1776 y se identificó como otra especie de ballena, específicamente de la familia Monodontidae. No obstante, diversas investigaciones alegan que pertenecen al orden conocido como Delphinidae, término que significa “Delfín sin aletas” y que se le otorga a aquellas especies que Leucas (de color blanco).

Características de la ballena blanca

Las belugas se caracterizan por mostrar una piel gris al momento de su nacimiento, un tono que varía mediante su crecimiento que no pasa más allá de 60 años aproximadamente.

Los machos de esta especie, que también son conocidas como ballenas dentadas, son reconocidos por ser un 25% más grande que las hembras, llegando a medir hasta 5,5 metros de largo, mientras que sus compañeras alcanzan los 3 metros.

En cuanto al peso, los machos pueden pesar entre 1.100 y 1.600 kilos y la hembra de 700 a 1.200 kilos.

ballena beluga informacion

¿Dónde viven las belugas?

El hábitat de estas ballenas suele ubicarse en zonas costeras, preferiblemente del Ártico, donde exista mejor luz solar. En este sentido, es posible verlas en ríos durante el verano donde se alimentan y crían a sus hijos.

Un lugar donde siempre pueden ser vistas es en Alaska, cerca de la ensenada Cook y en el mar de Beaufort oriental.

¿Qué come la ballena beluga blanca?

Por lo general, la alimentación de la ballena blanca se adapta a su ubicación y ecosistema. Pueden consumir peces, numerosas cantidades de moluscos, camarones, pulpos, caracoles, gusanos y otras especies marinas de menor tamaño.

Taxonomía y evolución de la ballena beluga

Al hablar de la taxonomía de la beluga es necesario mencionar que los estudios científicos aseveran que la ballena tuvo ancestros comunes hace aproximadamente 34 millones de años. El más conocido de estos fue el de la especie con nombre científico Denebola brachycephala que vivió en el período mioceno tardío, en aguas más cálidas que variaban de acuerdo a la duración de los glaciales, según fósiles encontrados en Baja California, Estados Unidos.

Como se mencionó anteriormente, las ballenas dentadas presentan características morfológicas y anatómicas similares a las del delfín del rio Irrawaddy (Orcaella brevirostris), no obstante, con la llegada de resultados de estudios a su ADN, se le atribuyó a la familia Delphinidae.

Con respecto al nombre “beluga”, es necesario mencionar que proviene del término ruso белуга (beluga) y que deriva de la palabra белый (belyy), con el significado de “blanco”.

Por su parte, los bebés beluga nacen con un color gris y en un principio se alimenta de la lactancia de su progenitora. Su evolución contempla diferencias con otros cetáceos: su cabeza es más voluminosa y lobulada, exhiben grados de fusión cervical que le da flexibilidad a la cabeza y mejorar el campo visual. Poseen un mínimo de 36 dientes y un total de 40 piezas.

En relación con las aletas, desarrollan miembros pectorales que le facilitan remar y graduar la temperatura corporal. También, poseen una cresta dorsal para adaptarse a condiciones frías o con hielo.

Aparato respiratorio de las belugas

El sistema respiratorio, al igual que en las demás ballenas, se basa en un espiráculo. A través de éste ingresa el aire como si se tratase de una fosa nasal, situado en la parte de superior de la espalda que se contrae y expande para procesar el aire.

Se sabe que la ballena exhala cuando escupe agua y aire a través de su aparato respiratorio.

Reproducción de las ballenas blancas

Entre los 4 y 9 años las belugas, tanto el macho como la hembra, alcanzan la madurez sexual, siendo a los 8 años el tiempo fértil que culmina a los 25 años de vida.

Las hembras presentan un parto cada 2 o 3 años, tras los apareamientos entre los meses de febrero y mayo. La gestación puede ir desde los 12 hasta los 14 meses y los partos ocurren generalmente de marzo a septiembre, dependiendo de la ubicación.

Comportamiento y desplazamiento de la beluga

Las ballenas blancas suelen desplazarse entre varios grupos que sobrepasan con un promedio de 10 integrantes cada uno, de ambos sexos y con un macho dominante.

Se comportan como seres cooperativos y organizados a la hora de cazar alimentos, al tiempo de perseguirse entre sí y rozarse, a modo de juego.

Al nadar, las ballenas blancas se muestran como una las especies más pobres del mar, ya que su gran y voluminoso cuerpo le dificulta desplazarse con mayor facilidad por todo el océano.

Esto también obedece a que sus aletas son poco proporcional al tamaño de su cuerpo y por lo que mantienen una velocidad aproximada de 9 kilómetros por hora. Sin embargo, una de sus ventajas es poder nadar hacia atrás y muy debajo del agua, razón por la que casi no son vistas en la superficie.

También, y gracias a su capacidad de almacenar oxígeno, puede sumergirse a grandes profundidades que oscilan entre los 400 y 700 metros, por un lapso de 15 o 20 minutos, aunque existen registros de ballenas que sobrepasan los 800 metros.

Comunicación y ecolocalización

Las ondas sónicas son el modo de comunicación de estas ballenas, es decir, acuden al sistema de ecolocalización para medir lo distanciadas que estén ubicadas de determinado objeto.

Suelen producir un chasquido al rebotar y esto a su vez genera el cálculo de la velocidad, distancia y forma de otras especies.

Las belugas cuentan con un sistema de frecuencia elevado que les permite la comunicación entre sí, a través de un sonido intensamente agudo y por el cual han recibido el nombre de “canarios marinos”.

Ballenas belugas en peligro de extinción

Las belugas o ballenas dentadas que aún permanecen en el territorio de Alaska son preservadas para evitar la disminución de su población, puesto que se encuentran en peligro de extinción. Se habla de alrededor de 100.000 ballenas blancas en todo el mundo actualmente.

La contaminación de aguas es otro detonante para su desaparición, al igual que la de otras especies, aunado a los cambios climáticos del que son víctimas todos los seres vivos.

Si quieres aprender más sobre otros animales en peligro de extinción puedes visitar ejemplos.co/animales-en-peligro-de-extincion/

4.6 (92%) 5 votes

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies