Caballa: El pez azul de grandes atributos

En este artículo vamos a darte toda la información sobre la caballa. Consulta cómo se alimenta, reproduce y las variedades de caballas que existen adentrándonos en los aspectos básicos que rodean su mundo.

Perteneciente a la familia Scombridae, la caballa es un pez que abunda en grandes bancos especialmente en el océano Atlántico y en el mar Mediterráneo, aunque se le ha visto en otros lugares donde no se les encuentra en tanta cantidad.

Es gracias a su encantadora personalidad propia que la especie ha sabido distinguirse, además de un compendio de características una más interesante que otra.

La Caballa, el pez azul que encanta

Conocida también como macarela o xarda y de nombre científico Scomber scombrus, se habla de una especie de pez perciforme bastante similar al verdel, es por ello que en muchas ocasiones tiende a confundírseles. Sin embargo, se les diferencia por su tonalidad más oscura y sus rayas negras un tanto más regulares.

Al ser su hábitat natural tan amplio y accesible, sumado a lo apetecible de su carne, le convierten en objeto predilecto de muchos pescadores, por fortuna, su existencia no está aún comprometida; quizá esta supervivencia tenga que ver con el hecho de que el proceso de reproducción es bastante simple y que las hembras ponen cantidades masivas de huevos, pero de esto se ahondará más adelante.

Anatómicamente hablando, el cuerpo de la caballa es muy delgado, dispone de un par de aletas dorsales separadas, mientras que las pectorales son cortas; por su parte, la aleta anal tiene una particularidad bastante singular, la de estar seguida por siete aletillas adicionales.

Caballa

Características generales de la caballa

Tamaño de la caballa: Por lo general el tamaño promedio de la caballa suele alcanzar 30 cm, – pudiendo llegar a los 50 cm, claro que su captura es permitida a partir de los 18 cm-; en lo que concierne a su peso, ronda entre los 250 y 300 g, no obstante, se han conseguido ejemplares excepcionales que se aproximan a los 4.5 Kg.

Color de la caballa: El cuerpo de la cabaña presenta variedad de tonalidades que van desde los azules hasta los verdosos, siendo su coloración azul oscura con la panza blanca la combinación que realmente lo identifica al cubrir prácticamente la totalidad del mismo; asimismo, son una serie de líneas trasversales de color negro atravesando su dorso, el rasgo definitivo que caracteriza a este pez. Cabe acotar que muy pocas veces se han visto especímenes con aletas y vientre plateados.

Este par de detalles son los suficientes para identificarlos y descubrir con exactitud a la especie. Si bien habrá quienes opinen que son pocas, la verdad es que resulta más que suficiente pues es un tipo de pez considerado como inconfundible; es esta simpleza lo que despierta el mayor interés.

Es por esta razón que se ha sabido forjar su propia popularidad entre ciertos grupos de personas, en pocas palabras una especie sorprendente, que merece estudiarse con precisión a fin de descubrir todo lo que entraña su forma de vida.

El gran volumen de especies existente y lo fácil de localizarle ha hecho posible tener datos precisos acerca del comportamiento y manera en la que viven y se desarrollan estos animales empezando por:

¿De qué se alimenta la caballa?

La dieta de la caballa se basa en otros peces de menor tamaño, así como moluscos y crustáceos que caza en sus recorridos en las profundidades donde permanece en los tiempos invernales; en contraparte, sus hábitos para conseguir alimento cambian con la llegada del calor, siendo en esa temporada cuando se desplazan hasta la superficie para agruparse en grandes bancos, actitud que deja boca abierto a más de uno cuando se les mira con exactitud.

Dónde vive la caballa

Como se acaba de mencionar, durante la época invernal, estos peces se concentran en las profundidades, por lo general a unos 170 metros; ahora, con la llegada del buen tiempo, se les ve emigrar hacia zonas menos profundas en bancos muy numerosos viéndoles subir a la superficie para cazar comida.

Es un pez que abunda en el Atlántico desde las Islas Británicas hasta el Norte de África, pero no sólo en estas zonas pueden entreverse, ya que en Canadá y Estados Unidos, así como en el Mar Mediterráneo son otros de los puntos donde se les encontrará en grandes manadas; en menos proporción se le ve en el Mar Negro.

Cómo se reproduce la caballa

La hembra de esta especie es capaz de poner entre 200.000 y 400.000 huevos, mismos que demoran apenas pocos días para eclosionar, de ahí la gran cantidad de unidades que existen en cada banco.

Tipos de de caballas

Al norte de España, la caballa o Scombre scombrus se le conoce como verdel, aunque es una de las muchas denominaciones que tiende a recibir, destacándose también sarda, toñino, macareu, verat o maquerol.

A grandes rasgos todas las variedades concuerdan en sus hábitos alimenticios y formas de vida, su alimentación incluye crustáceos, sardinas o arenques de tamaño reducido. Como la idea es conocer más allá de la caballa común, se traen dos de las especies que pese a guardar similitud con ella, difieren por pequeños aspectos:

Estornino o Scomber japonicus

De aspecto muy similar al de la caballa este pez habitante del Mar Mediterráneo y de klos Océanos Pacifico y Atlántico, se caracteriza por sus enormes ojos y la serie de manchas verdes que recubren la zona inferior y los costados de su cuerpo

Caballa pintoja o Scomber australasicus

Perteneciente de igual manera al género de los Escómbridos, esta especie guarda parecido en la anatomía tamaño y color; su cuerpo es delgado, cuenta con dos aletas dorsales separadas entre sí; su parte pectoral es de color claro y en ella se disponen un par de aletas son cortas. Suelen medir entre 25 y 45 centímetros, y llegar a pesar hasta 3 kilogramos.

5 (100%) 1 vote

Deja un comentario