Barracuda: Un pez dominante de poderosa mandíbula

5 (100%) 2 votes

Sphyraena es el nombre científico por el que se conoce a la barracuda, la especie de peces que abunda en las regiones más cálidas y costeras de los océanos alrededor del planeta. Hoy en día son conocidas más de 20 variedades diferentes cuyos tamaños oscilan entre 50 cm y 2 metros de longitud ¿Interesados en conocer la forma de vida de la barracuda? pues no se diga más y escudriñemos en lo que esconde.

Características de la baracuda

Indistintamente de la forma en la que difieren las especies de barracudas respecto a tamaño y color, el denominador común que les une es lo alargado de una silueta en la que sobresale su puntiaguda cabeza con poderosas mandíbulas en las que reposan sus afilados dientes – muy parecidos a unos colmillos – que utilizan para comer presas que le superan en tamaño.

barracuda

Cómo se comporta y de qué se alimenta la barracuda

Dominante y agresivo, son las cualidades perfectas que definen a esta especie marina, la mayoría de los ejemplares, se valen del asecho y la sorpresa como táctica para atrapar a su presa, lo cual no ha de ser muy difícil, considerando su capacidad de nadar a más de 40 kilómetros por hora en ráfagas cortas adelantando a objetivos sin importar que estén intentando nadar lejos.

Se le considera como un depredador oportunista, esto implica que solo ingieren otros animales en el agua circundante; por su carácter carnívoro consigue emboscar – con suma potencia –  a especies de peces más pequeñas, así como crustáceos, invertebrados marinos y calamares.

En contraparte, son constados los depredadores naturales en el océano que puede amenazarle,  tal vez por la simple razón de que pueden convertirse en peces de tamaño muy grande. De manera que apartando a las orcas, atunes, meros Goliat y los tiburones que se aprovechan de los adultos más pequeños, son los seres humanos los que pueden darle caza.

¿Cómo consigue su presa?

Al localizar visualmente su presa nada a tal velocidad que, sin darle tiempo a reaccionar, la ingiere entera – si es pequeña – o utiliza afilados dientes para desgarrarla en trozos. En este sentido, es desplegado el abanico de opciones para elegir, siendo las anchoas, gruñidos, meros, arenques, salmonetes, jureles y mojarras los integrantes favoritos de su dieta.

Cabe acotar que pese a sus formidables conjuntos de dientes y su desconcertante costumbre se sentir curiosidad por acercarse a los nadadores y buzos, son contados los ataques contra humanos que se conocen.

De ellos, los más frecuentes se basa apena en un solo golpe cuando la barracuda intenta robar presas desde una lanza, y a pesar de ser pocas veces letales, sí que pueden terminar en serias laceraciones y pérdida de algo de tejido.

Hábitat de la barracuda

Debido a la facilidad para conseguir alimento, los más grandes bancos de Barracudas se encuentran en las regiones más tropicales; sin embargo, es una especie ampliamente extendida por todos los océanos en los que yacen tanto en zonas profundas, como en hábitats costeros cerca de los arrecifes de coral y a lo largo de las plataformas continentales.

Específicamente se les verá entre pastos marinos y manglares entornos que le sirven para esconderse de los depredadores. Ya para su segundo año, tienden a desplacerse hacia los arrecifes de coral, pero la mayor parte del tiempo, permanecen en mar abierto y – con más frecuencia de la que se cree – cerca de la superficie.

Reproducción de la barracuda

Son escasos los datos precisos acerca de su proceso reproductivo; lo poco que se sabe es que la etapa de desove de la barracuda es durante la primavera, temporada en la que la hembra depositas sus huevos en el agua para que luego sean externamente fertilizados.

Como en la mayoría de las especies marinas, se repite el esquema de una madre sin ninguna intención de cuidar a sus crías, una vez generados, nadie se hace cargo de ellos.

Especies de barracudas

La gran barracuda es el ejemplar que a excepción del Pacífico este, es encontrada en los mares tropicales de todo el mundo, por lo que representa la especie más emblemática de las 20 especies existentes.

Anatómicamente hablando, se diferencia del resto por los puntos negros en sus lados inferiores, aunque comparte el delgado y largo cuerpo, además de la cabeza puntiaguda y las dos filas de afilados dientes.

En la actualidad – y como consecuencia de su naturaleza agresiva – estos peces tienen un lugar privilegiado en la lista de los depredadores más dominantes dentro de sus ambientes costeros, que como se mencionó hace rato, llega incluso a ser conocido por atacar a los humanos, en especial, a quienes practican buceo o snorkel en el agua.

Curiosidades de la barracuda

Su vista y olfato son infalibles a la hora de cazar

Las barracudas se valen no solo de lo que ven, sino también de lo que huelen al momento de caza – prueba de ellos es su gran fascinación por el pez plateado -; es quizá este el porqué de los desafortunados ataques a los buceadores humanos, ya que se sienten atraídos por los objetos brillantes con los que los mismos ingresan al agua, llámense joyas o relojes.

Es decir, en esencia es su instinto quien por curiosidad, les conduce hasta ellos para investigar, confundiendo dichos objetos con una fuente de alimento.

Si bien la cifra que se maneja de ataques dentro del contexto pueden ser exagerado, no está demás extenderle la invitación a los buzos a ingresar en el agua sin objetos brillantes como simple medida de precaución.

Su arma letal: filosos y estratégicos dientes

Además de ser filosos, las barracudas tienen algunos de sus dientes apuntando hacia atrás, con ello evitan que sus presas escapen resbaladizamente mientras que se apropia de ellos.

No es apta para el consumo humano

Lejos de lo que muchos creen, la ingestión de barracuda se considera como perjudicial para los seres humanos respecto a otras especies de pescado. Con frecuencia, las personas tienden a enfrenarse tras su ingestión, el motivo radica en que los peces de arrecife con los que se alimentan consumen algas con altos contenidos de toxina.

5 (100%) 2 votes

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies