Atún: Una especie con muchos detalles fascinantes

El mundo marino continúa siendo un gran desconocido para los seres humanos; si bien muchos tienen conocimiento acerca de diferentes clases de especies de peces o mamíferos, es prácticamente imposible saber a ciencia cierta lo que entrañan los mares; entre las especies que más abundan en el océano está el atún, existiendo cerca de una docena de especies diferentes, conozcamos algunas de ellas.

El atún, una especie fascinante

“Thunnus” es el nombre científico por el que se conoce a la especie que, en sus primeros días de vida, es denominado cordilas y al que comúnmente se le llama atún. Este tipo de pez se caracteriza por ser un excelente nadador llegando a alcanzar hasta los 110 kilómetros por hora en recorridos cortos.

Al ser animales pelágicos, los atunes habitan en mar abierto, avanzando incluso cerca de 50 kilómetros al día de la larga trayectoria que recorren en sus migraciones para desovar. su elevado contenido de hemoglobina – hasta 380 mg en 100 g de musculo – le confiere ese peculiar color rosado o rojo de su carne y anatómicamente puede medir cerca de 8 metro de longitud, oscilando su peso entre los 400 y 900 kilos.

especies de atun

Curiosidades del atún

  • El atún alcanza la madurez sexual a los cuatro o cinco años; mientras que su longevidad ronda los quince.
  • La actividad muscular del atún de aleta azul es tan potente que es capaz de elevar la temperatura corporal por encima de la del agua; atributo que lejos de convertirle en un animal de sangre caliente, les posibilita la vida en aguas más frías y entornos más amplios respecto a otras especies de atún.

Métodos de pesca del atún

Las organizaciones ecologistas no paran de sumar esfuerzos en pro de involucrar a los usuarios en la preservación de la especie invitándoles a instruirse y aplicar las maneras de captura más sostenibles, pues de lo contrario su supervivencia está comprometida.

El más salvaje y prohibido, se vale del uso de explosivos en los bancos de peces o cardúmenes; a este método le sigue el sistema de cerco con redes, en el que no son separados tamaños ni tipos.

Lo recomendable por los entes ecologistas es la pesca artesanal, sea con caña y líneas de mano, o palangre; así como la conocida almadraba, técnica ancestral que se basa en pescarlos cuando atraviesan el Estrecho durante el trayecto que siguen – desde los mares del norte hacia el Mediterráneo – para desovar, es entonces cuando un laberinto de redes situadas entre los barcos les cerca de la costa impidiéndoles el paso.

Acto seguido comienza lo que se conoce como la “levantá” proceso por el que los “cooperadores” se sumergen en el agua – luego de que el cerco ha sido estrechándose paulatinamente – para seleccionar los atunes que tienen el tamaño adecuado para subirlos a bordo. Por lo general, esta clase de pesca tiene lugar entre abril y junio, temporera en la que inicia el desove, así como entre septiembre y octubre cuando retorna a aguas más frías.

Otro sistema es el conocido como “pesca en diferido”, cuyos permisos son válidos durante un mes al año en el que se dedican a la captura intensiva de atunes con cerco par luego instalarlos en una especie de granja marina en la que continúan alimentándose con peces hasta venderlos bajo demanda.

Los 3 principales tipos de atunes

Atún rojo – thunnus thynnus

También conocido como atún del Atlántico o “atún rojo gigante – cuando su peso sobrepasa los 150kg – este habitante del Mar Mediterráneo y de ambas orillas del Atlántico, es de los atunes más comunes.

Debido a que representa la base de alimentación de muchos países, su pesca una de las actividades económicas más lucrativas, factor que lo ha situado en los primeros puestos de las listas de peces al borde de extinguirse por sobrepesca; de hecho, su población ha visto una reducción que supera el 70% en los últimos años.

Entre sus particularidades, está la de ser uno de los animales más veloces del mundo, pudiendo alcanzar velocidades de hasta 65 kilómetros por hora cuando se lanza a perseguir a sus presas. Asimismo, tiene la capacidad de sumergirse 900 metro y puede llegar a recorreré cerca de 8.000 kilómetros de distancia en sus viajes migratorios que realiza para desovar.

Atún blanco – thunnus alalunga

“El bonito del Norte”, es uno de los atunes menos conocidos que se pesca en el mar Cantábrico y, lejos de lo que su nombre insinúa, nada tiene que ver con un animal de anatomía privilegiada. Llegando a medir 140 centímetros y pesar unos 40 kilos, se caracteriza por su aleta amarilla brillante – y otra más de un tono más pálido – además de las rayas oblicuas de color oscuro que adornan sus zonas dorsales.

Se le ve en los océanos templados, aguas tropicales y en el mar Mediterráneo con el peculiar nado de su cuerpo con forma de torpedo y sus aletas más aerodinámicas respecto al resto de los atunes. Consumiendo hasta un 25% de su peso al día, es el carnívoro por excelencia que disfruta de alimentarse de bancos de anchoas, sardinas y calamares (de los cuales puedes alimentar tú también. Más información en fideoscon.com/calamares/)

Pero sin duda, su atributo más destacable, es su incapacidad de bombear agua por sus branquias, de ahí que nadan con la boca abierta para extraer el oxígeno de las aguas en las que nada.

Atún de aleta amarilla – thunnus albacares

Su significativa similitud con las albacoras – sin ser siquiera especies de la misma familia – le confiere el nombre de “albacares”. Si bien es más estilizado que el resto de los atunes, puede llegar a medir 2 metro y pesar 200 kilos; anatómicamente hablando, su cuerpo poseer tanto las aletas dorsales como las aletillas de un color amarillo brillante.

Necesitan la calidez del agua, por lo que su hábitat suele ser en las áreas de mares tropicales y subtropicales, viviendo en profundidades de hasta 1.000 metros, ya que son peces epipelágicos. Pese a ser muy rápidos, – nadando a velocidades que rondan los 80 kilómetros por hora, debido a su capacidad para para plegar sus aletas con rapidez – son los más jóvenes los que se desplazan en bancos a niveles más cercano a la superficie.

A día de hoy es una especie prácticamente esquilmada de las aguas marinas, tras la sobrepesca que sufren por ser excelente sustituto del atún de aleta azul, especie con la que comparte su afición por alimentarse de crustáceos, moluscos y otros peces de menor tamaño.

5 (100%) 1 vote

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies