El sapo de Surinam

Imagen de previsualización de YouTube

En este video se observa el momento de nacimiento de los sapos  Surinam y como emergen de la espalda cubierta por la piel embrionaria.

He aquí una de tantas criaturas extrañas de nuestra naturaleza. El sapo de Surinam, también conocido como “Pipa pipa”, por su evidente parecido con este fruto seco.Como veis, este anfibio tiene unas características morfológicas muy curiosas. De tamaño grande, las hembras pueden llegar a medir 17 cm de largo. El cuerpo es ancho y aplanado, y está cubierto por una piel rugosa y fina de color pardo, con algunas manchas más oscuras en el dorso.
Sus patas son cortas, en especial las delanteras, las cuales no poseen la característica membrana entre los dedos. Además, en el extremo de los dedos tiene unos receptores táctiles que utiliza para detectar y sujetar a sus presas en el fondo de las charcas en las que vive. Las patas posteriores en cambio, son más robustas y adaptadas a la natación.

Un rasgo distintivo de estos animales es que no tiene lengua, por lo que debe de ayudarse de las patas anteriores y del movimiento de su musculatura de la faringe para tragar los alimentos haciéndolos pasar al estómago.

El aspecto más llamativo de esta especie es su estrategia reproductora: se trata de un sapo ovovivíparo, es decir, la hembra mantiene los huevos de las crias en su interior hasta su nacimiento. En concreto, convierte su espalda en un panal, una piel muy fina, en el que las larvas, en su interior, se desarrollaran durante el proceso de gestación.

Su habitat natural son las zonas acuáticas con vegetación y fondos fangosos de ríos tropicales; se puede encontrar en Trinidad y Tobago, Venezuela, Surinam, Guayana francesa, Brasil, Ecuador, Colombia y Bolivia.

Los comentarios están cerrados.